Objetivos y principios

Objetivos y principios

Son muchos los objetivos que pretende alcanzar un torneo que lleva años gestándose en la mente de sus organizadores, aunque el principal es ofrecer a los deportistas un marco de competición y convivencia que les aporte una inolvidable experiencia personal y deportiva, en un entorno inigualable, como la Bahía de Cádiz. Siendo la piedra angular conseguir que los participantes disfruten con el fútbol sala en un torneo de alto nivel competitivo y organizativo, afrontamos  el reto de demostrar a todos los participantes, a sus familias y a cuantos se acerquen al torneo, que el fútbol y la educación no son caminos separados.

ESTE ES NUESTRO QUINTETO TITULAR

En la portería, la EDUCACIÓN. Sin duda, la base del proyecto. Desde la que se transforma y desde la que mejorará nuestro querido deporte. Una palabra de mucho contenido pero que aplicada al evento se concreta en mejorar el comportamiento de todos los participantes. Han sido varios los establecimientos hoteleros que han declinado participar en el torneo, alojando a deportistas, por las malas experiencias con niños, niñas y jóvenes. Revertir esa consideración es un reto mayúsculo al que aspira el torneo, demostrando que con la adecuada guía, la juventud no aporta más que bondad.

De cierre, la CONVIVENCIA. Una semana en la Bahía de Cádiz, 6 noches de alojamiento, disfrutando de la riqueza del entorno y de la compañía de más de 1200 deportistas, no necesita mayor explicación. 

Un ala, la SOLIDARIDAD. A partir del Torneo, también nos acordaremos de algunas causas que necesitan ayuda. Trataremos de alcanzar los retos solidarios a través de las inscripciones de equipos y a través de ayudas y patrocinios. Desde las edades más tempranas, los chicos y chicas deben sentir que esta palabra les debe acompañar toda la vida, para corregir desigualdades.

Otro ala, muy incisiva, la DEPORTIVIDAD y RESPETO. El torneo será un modelo de comportamiento tanto en la pista como fuera de ella. El fair play se premiará y las conductas que excedan de la tensión y competitividad bien entendidas, penalizarán en caso de empate. El cuidado de las instalaciones (por simple gratitud con las sedes que nos acogen) y de los alojamientos (por respeto a quienes allí trabajan y se alojan) serán pieza fundamental del evento.

Como pivot, LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE. Jugando al fútbol sala y a través de un evento sostenible y neutro, cuidaremos el planeta y nuestro entorno más cercano.

Con estos principios rectores, guiados siempre por el balón, el proyecto navegará a toda vela.

COLABORADORES INSTITUCIONALES